Saltar al contenido

Calentadores de piscina eléctricos vs a gas: comparados en 5 categorías

marzo 28, 2022

Calentadores de piscina eléctricos vs gas. ¿Cuál es mejor y por qué? Aquí están, comparados en 5 categorías.

Disfrutar de un refrescante baño por la tarde en la piscina puede convertir un mal día en el punto culminante de la semana. Será difícil encontrar a alguien que no tenga un buen recuerdo de la infancia en una piscina.

Dicho esto, ¿qué sucede cuando hace frío afuera y quieres dar un par de vueltas? ¿Estás condenado a congelarte?

¡Ciertamente no! Aquí es donde entran los calentadores de piscina.

Estas soluciones de calefacción son excelentes para mantener su piscina a la temperatura adecuada y hacer de cada sesión de natación una experiencia placentera. Sin embargo, como sucede con muchos electrodomésticos, una opción siempre es mejor para hacer el trabajo que la otra.

Hay muchos modelos de calentadores de piscina, pero hoy quiero que nos centremos en comparar las versiones eléctricas y de gas.

Ya sea que desee ingresar al mundo de la calefacción de piscinas o simplemente necesite un reemplazo para su unidad anterior, es crucial que sepa qué buscar. Y quiero ayudarte con eso.

A continuación, encontrará una comparación clara entre los dos, para que pueda tener una idea clara de lo que cada uno hace bien y dónde deben mejorar.

¿Estás listo? ¡Vamos!

Los pros y los contras

Se sorprendería de cómo dos modelos del mismo electrodoméstico pueden diferir tanto. Comencemos con las ventajas y desventajas de las versiones eléctricas.

ventajas

  • Más barato de operar que los calentadores de gas
  • Mejor para uso prolongado
  • Respetuoso con el medio ambiente (en comparación con los calentadores de gas)

Contras

Habiendo inspeccionado a fondo las virtudes y defectos de los modelos eléctricos, pasemos a sus contrapartes de gas.

ventajas

  • Calentamiento de agua más rápido
  • Bajos costos de instalación

Contras

  • Vida útil más corta que los calentadores eléctricos (si se descuidan)
  • Polución
  • Altamente dependiente de los costos de gas

Profundizando en los detalles

Bien, ahora ya sabe en qué acierta cada modelo y dónde se equivoca o podría hacerlo mejor. Es hora de analizar 5 aspectos más específicos que debe tener en cuenta antes de apretar el gatillo en cualquiera de ellos.

Estos son:

  1. Poder de calefacción
  2. Esperanza de vida
  3. Precio
  4. Correr cuesta
  5. Impacto medioambiental

Eficiencia de calefacción n.º 1

Unidad de calentamiento de piscina en casa con piscina en segundo plano.Los calentadores de gas calientan más rápido, pero eso no significa necesariamente traducir en eficiencia de calefacción

Esta es una de las primeras cosas que la gente considera, y tiene mucho sentido. Después de todo, está comprando este electrodoméstico como una solución de calefacción, por lo que no querrá estar esperando durante horas antes de poder nadar.

Tanto los calentadores de piscina a gas como los eléctricos hacen el trabajo a la perfección; sin embargo, Los modelos a gas son más rápidos para calentar el agua.. Si no eres una persona paciente, te encantarán los cortos tiempos de espera que este modelo puede brindarte.

Dicho esto, no todo es color de rosa. Si bien obtendrá un calentamiento más rápido con gas, también desperdiciará más energía.

Dejame explicar.

Imagina que estás vertiendo un vaso de agua de un frasco y en una taza. Si toda el agua que sale de la jarra acaba en la taza, tendrás un 100% de eficiencia. Pero si una sola gota cae fuera del vaso, tiene una eficiencia del 99 %, y así sucesivamente.

Si bien la calefacción de gas funciona muy bien, no todo el gas que se consume se usa para calentar la piscina. Parte se pierde en el proceso y se libera en el medio ambiente, lo cual no es muy ecológico, pero ya llegaremos a eso.

El problema con la disminución de la eficiencia de la calefacción es que, básicamente, está pagando por fracciones de gas que no está utilizando.

Este no es el caso de los calentadores eléctricos, ya que casi el 100% de la electricidad consumida como energía se transforma en energía térmica, lo que genera menos desperdicio. Cuanto más eficiente sea el calentador de su piscina, menos energía necesitará para calentar el agua a la temperatura deseada.

#2 Vida útil

Te alegrará saber que, en esta área, ambos aparatos deberían durar más o menos lo mismo.

La mayoría de los fabricantes afirman que sus modelos pueden brindarle un servicio fiel e ininterrumpido entre 8 y 11 años, lo cual no está tan mal si me pregunta.

Dicho esto, nada definirá tanto la duración de un electrodoméstico como el mantenimiento que le des y si lo descuidas. La vida útil promedio de su unidad podría ser de 100 años, pero si no la cuida, tendrá suerte si supera la marca de los 2 años.

Los calentadores de gas son mucho más difíciles de mantener que sus contrapartes eléctricas, ya que dependen de tanques de propano y una línea de gas para garantizar un flujo de gas adecuado en toda la unidad. Esto puede ser un problema para las personas que son olvidadizas o les disgusta dar mantenimiento a una máquina, ya que es necesario para evitar fallas.

Los modelos eléctricos, por otro lado, son altamente independientes. Todo lo que necesitan es una fuente de energía constante de la que puedan extraer electricidad.

Si sabe que es probable que se olvide de limpiar los componentes internos de su calentador de gas o de reemplazar la bombona de gas cuando sea necesario, opte por la electricidad. Es mucho más simple hacer que este último dure más sin tener que hacer demasiado de su parte.

#3 Precio

billetes de cien dólares en abanico en una superficie de maderaInvestigue y descubra cuánto cuesta cada electrodoméstico

Al igual que ocurre con cualquier otro electrodoméstico, puedes encontrar calentadores de piscina tanto a gas como eléctricos en todos los rangos de precios. Si solo está buscando una solución básica, puede encontrar cualquier modelo por alrededor de $1,200. Y si desea tantas campanas y silbatos adicionales como sea posible, puede encontrar una unidad de más de $ 5,000.

La gran diferencia de precio no solo se basa en las características adicionales, sino también en el tamaño de la piscina que un modelo puede calentar. Las piscinas más grandes necesitan calentadores más grandes, que son, lógicamente, mucho más caros.

Sin embargo, si su grupo es relativamente pequeño, es probable que pueda salirse con la suya con los modelos más baratos y obtener los resultados que desea.

Dicho esto, el precio no es lo único que debe considerar antes de tomar una decisión. También debes tener siempre en cuenta lo que tendrás que pagar para calentar tu piscina.

Pero no nos adelantemos, de eso hablaremos en el siguiente punto.

#4 Costos de Funcionamiento

El precio de la electricidad donde vives podría ser un factor importante a considerar antes de comprar

Mucha gente comete el error de solo mirar la etiqueta de precio de un electrodoméstico cuando lo compra. Este es un gran error que quiero ayudarte a evitar que se repita.

Siempre que compre una nueva solución de calefacción para piscinas, es de suma importancia que también considere los costos colaterales que implica el funcionamiento de su nueva unidad. Puede encontrar el calentador eléctrico más increíble a la venta, pero si el precio del kilovatio por hora en su área es muy alto, terminará pagando una fortuna para hacerlo funcionar.

Lo mismo ocurre con los calentadores de gas. Si bien los precios del gas están regulados y no deberían diferir demasiado entre ubicaciones, esta fuente de energía es propensa a aumentos repentinos de precios como resultado de eventos mundiales y problemas de transporte en la cadena de suministro.

Algo que no te afectará tanto si optas por la electricidad.

#5 Impacto Ambiental

Concepto creativo de ahorro de dinero y ecología.Si le encantan las soluciones ecológicas, elija algo que no promueva la contaminación.

Por último, pero definitivamente no menos importante, está el impacto ambiental que tiene cada modelo.

Sobre el papel, ninguna fuente de energía es muy ecológica, pero definitivamente hay una gran diferencia entre ellas en términos de cuánto contamina cada una.

Por un lado, tenemos los calentadores de gas. Como se discutió anteriormente, dado que estos no son 100% eficientes, parte del gas utilizado para calentar su piscina inevitablemente se escapará al medio ambiente, lo que puede causar una contaminación severa.

Los modelos eléctricos, en cambio, son un poco menos contaminantes. Aunque las plantas de energía donde se genera electricidad ciertamente crean nubes y concentraciones masivas de CO2, la cantidad de contaminantes liberados por este método es mucho menor que la de los calentadores de gas.

Lamentablemente, muchas personas no consideran este factor, pero es un elemento crucial que no debe tomarse a la ligera al tomar una decisión. Las cantidades excesivas de CO2 en el entorno de su hogar pueden ser perjudiciales para su salud e incluso poner en peligro su vida.

Si desea evitar la posibilidad de fugas de gas peligrosas y desea proteger el medio ambiente de una mayor contaminación, opte por la electricidad. Ahorrará mucho dinero, evitará tener que reemplazar los botes y eliminará cualquier peligro de intoxicación.

¿Cuál es mejor para ti?

Si te dijera que hay una sola respuesta a esta pregunta, estaría mintiendo.

El calefactor adecuado para ti será el que resuelva la mayoría de los problemas y te haga la vida más fácil. Si vives en una zona donde la electricidad es muy cara, opta por el gas. Y si no quiere estar a merced de los cambios en el precio del mercado del gas, las fugas de gas o las fallas relacionadas con el descuido, entonces la electricidad es su mejor opción.

Recuerda que lo que funciona para algunas personas puede no funcionar tan bien para ti. Elegir el calentador de piscina adecuado puede ser un proceso de prueba y error, así que no pierda la esperanza y sea paciente.

Si conoce a alguien que tenga cualquiera de los dos modelos, hable con él y pregúntele cuál ha sido su experiencia. Después de todo, el boca a boca es inmejorable.

Y aunque he tratado de brindarle información útil para impulsar su decisión, esta no debería ser su única fuente. Ir a los mercados en línea y consultar las reseñas de los clientes también puede ayudarlo a tener una idea más clara de qué esperar.

Al final del día, todo se reducirá a su situación específica y hábitos de usuario.

Conclusión

Tener una miríada de opciones puede sonar como algo bueno. Pero a veces, también puede ser abrumador y un arma de doble filo.

Decidir entre obtener un calentador de piscina eléctrico o de gas es difícil, ya que cada modelo cuenta con características diferentes y tiene fallas específicas. Afortunadamente, como espero que hayas aprendido en este artículo, algunos aspectos son más importantes que otros, y esto debería ayudarte a tomar una decisión.

Analice su situación y pregúntese: “¿Estoy dispuesto a darle mantenimiento regular a mi nuevo calentador?”. Esto, junto con algunas otras preguntas personales, debería ayudarlo a tomar la decisión correcta.

Muchas gracias por acompañarme hasta el final. Si este artículo te resultó útil, te alegrará saber que tenemos varios recursos similares a continuación. ¿Por qué no comprobarlos todos?

¡Te deseo lo mejor!

Casa » Calentadores » Calentadores de piscina eléctricos vs a gas: comparados en 5 categorías