Saltar al contenido

Lo que se debe y no se debe hacer en su primer año en el negocio

marzo 8, 2022

Si por fin te has decidido a dar el gran salto y montar tu propio negocio, ¡enhorabuena!

Cuando comience a administrar su propio negocio, probablemente se verá arrastrado por la emoción de todo. Pero el primer año en el negocio es difícil y puede hacer o deshacer el resto de su carrera.

La mejor manera de prepararse es seguir algunos consejos simples de otros empresarios que han superado los mismos desafíos.

Hemos elaborado esta guía para guiarlo a través de algunas de las cosas que debe y no debe hacer en su primer año en el negocio. ¡Siga estos consejos para mantenerse fiel a su visión y experimentar el éxito empresarial a largo plazo!

1. Manténgase al tanto de sus impuestos

Si ha abierto su propio negocio o ha decidido trabajar por cuenta propia, probablemente necesite familiarizarse con un nuevo sistema fiscal.

Comenzar su propio negocio es emocionante, pero conlleva muchas responsabilidades, incluida la presentación de una declaración de impuestos para pequeñas empresas.

Para facilitar el proceso, ¿por qué no confiar en un servicio de preparación de impuestos como TurboTax?

¡TurboTax le permite declarar sus impuestos federales y estatales con un 100 % de precisión o le devolvemos su dinero! Use una oferta promocional de TurboTax para aprovechar un descuento en su próxima declaración de impuestos de pequeñas empresas y, finalmente, controlar sus finanzas.

2. Perfecciona tu presentación

Perfeccionar su presentación es vital para la salud de su negocio. El tono perfecto te permitirá presentar tu negocio a los clientes, convencer a los inversores y vender tu idea a las personas adecuadas.

Siempre querrás estar listo con tu discurso de ascensor, que son algunas frases que puedes usar para venderte a ti mismo y a tu negocio.

No confunda esto con un eslogan de marketing pegadizo. Desea que su presentación sea genuina y realmente convincente. ¡Practica con tu familia y amigos hasta que lo consigas perfecto!

3. Haz de tus finanzas una prioridad

La razón número uno por la que las pequeñas empresas fracasan es porque les falta dinero. Por eso es esencial tener sus finanzas bajo control en su primer año de negocio y mantenerse encaminado a partir de entonces.

Establezca objetivos financieros para su negocio para que pueda realizar un seguimiento de su progreso y controlar su flujo de efectivo y pagos de facturas. Conozca bien sus márgenes de beneficio y asegúrese de comprender la diferencia entre ingresos y beneficios.

4. No te quemes

Cuando trabaja por cuenta propia y dirige su propio negocio, es fácil quemarse. A medida que inicia y hace crecer su negocio, puede pasar un tiempo (o nunca) antes de que tenga otros empleados, lo que significa que la mayor parte de las cargas de trabajo recaerán sobre usted.

El agotamiento es real, por lo que debe asegurarse de tener estructuras para prevenirlo. Recuerda desconectar de vez en cuando y centrarte en tu salud mental y física fuera del trabajo.

5. Sepa cuándo pedir ayuda

El primer año de actividad es duro y es perfectamente normal necesitar apoyo adicional.

Trate de encontrar mentores en su campo que puedan ayudarlo con su valiosa experiencia. Aproveche las oportunidades de creación de redes locales, ¡nunca sabe cuándo se sentirá inspirado por su próxima gran idea!

6. No dejes de aprender

Si disfruta de un éxito inmediato en su negocio, es fácil pensar que lo tiene todo resuelto.

Construir su negocio es un largo viaje y es importante nunca dejar de crecer y aprender. Escuche a sus clientes, agradezca los comentarios y esté abierto a críticas positivas y constructivas.

Sobre todo, aprenda de los errores de otros dueños de negocios que han estado allí antes.

Sus consejos son invaluables para ayudarlo a prevenir algunos de los errores comerciales más comunes que se cometen durante el primer año.